Grupo Edebé

Sala de Prensa

Chispas, un luminoso relato de Antonio Skármeta

Era un chico tan pobre y tan alegre que todo el mundo le parecía rico y triste. En el barrio lo llamaban «Chispas»”

Presentación de Antonio Skármeta  http://www.youtube.com/watch?v=U7RFnE3q5LU&feature=c4-overview&list=UUOGnfXwi_eIUqKjULZlppXA

Por los aledaños del estadio del Colo-Colo, el principal club de fútbol de la capital chilena, discurre este lumínico relato del autor chileno Antonio Skármeta.

CUBIERTA CHISPAS.inddChispas, un chico que podría dar lecciones a muchos mayores, empezando por su padre. Efectivamente, Chispas es feliz con muy poca cosa: con una rodaja de mortadela, con una cajita de fósforos, con el carrusel del barrio. Lo que pasa es que el carrusel, a base de girar y girar, ha perdido su colorido. Sus caballos están tristes y ya no tienen el brío de antes. Es un tiovivo agonizante. Un buen día, Chispas decide hacer una visita a su madre en el centro en el que imparte clases de dibujo. En plena lección quedará impresionado por el amarillo de Los girasoles de Van Gogh. Un amarillo lleno de vida, precisamente aquello que le falta al carrusel…

La historia cuenta con las magníficas ilustraciones de Maria Espluga que inundan de luz, a base de trazos, las facciones de los protagonistas y los rincones en los que habitan.

Chispas convive en los muros de una modesta habitación con su padre, un músico en el paro al que la suerte no le sonríe. Allí, hacinados en su lúgubre espacio, conversan acerca del amarillo de Los girasoles. El mismo color que hace girar, hasta marearnos, ese enorme carrusel en el que nos montamos cada día, como es la vida misma.

Antonio Skármeta (Antofagasta, 1940), chileno de origen croata, estudió Filosofía en la Universidad de Chile para más adelante completar su formación con un posgrado en Estados Unidos. En el Manhattan neoyorquino se impregnó de la escena teatral y cinematográfica, lo que despertó su labor como guionista. Exiliado en Alemania su obra experimenta un salto considerable. Allí escribe la novela Ardiente paciencia (1985), su título más conocido hasta la fecha ya que ha sido traducido a más de treinta idiomas. Además de la literatura para adultos, Skármeta siempre se ha dejado seducir por los cuentos infantiles. No en vano, su primer trabajo —El entusiasmo— fue un libro de relatos. Ahora somos nosotros quienes nos dejamos seducir por Chispas, su reciente cuento infantil editado en España.

Maria Espluga (Barcelona, 1968) es autora e ilustradora de cuentos, y actualmente colabora como diseñadora de vestuario de teatro para niños. Con edebé ha ilustrado varias obras como El amigo indio, Cómo corregir a una maestra malvada y El Gigante Tragaceibas.

 

Buscador

Novedades por departamento